Ana M. Echeverri, MBA, EA 

Administradora Financiera Eclesial 

 

Ana nació en Pereira, Colombia y se crió en una familia compuesta por su padre, madre y hermano.  Estudiante responsable, aunque bastante inquieta, fue lo que la llevó a experimentar las artes, las manualidades y los deportes.  Aprendió a tocar guitarra a muy temprana edad y fue  parte de la tuna estudiantil.  Perteneció a grupos de teatro, pinte oleos, acuarelas y escribió alguna poesías. Ocupó mucha parte de su tiempo libre en manualidades, lectura y cine.  No se quedaba atrás en deportes, lo cual fue su gran pasión mientras estaba en la secundaria.  Perteneció al equipo de tenis de su región y lo jugó a nivel competitivo.  Tuvo dos hijas en Colombia:  Ximena y Sara.  Actualmente, vive con su esposo y tiene una preciosa nieta.

 

Ana fue a la universidad a la edad de 16 años y se graduó a los 20 años como Terapista del Lenguaje.  Ejerció, ensenando a niños con todo tipo de problemas mentales, sordos y con problemas de aprendizaje.  También trabajó con adultos con discapacidad de lectura, escritura y habla.  Fue colaboradora en la Secretaria de Educación de Risaralda (el departamento de Colombia donde Pereira, su ciudad, es la capital) en el diseño y planeación de programas educativos en la formación de líderes estudiantiles.

 

Por otro lado, Ana ha participado activamente en el área comercial con programas de multinivel de seguros, hasta llegar a ser la administradora general de una bella compañía de muebles.  En este país, trabajó en muchas áreas, como aseo, construcción, cuidado de anciano, poniendo publicidad en los almacenes, en mensajería y otros.  Fue de nuevo a la Universidad de Turabo (Ana G. Méndez en Orlando) y obtuvo su Bachillerato en Contabilidad (summa cum laude) para continuar con la Maestría (MBA) en Finanzas en la Universidad Metropolitana de Puerto Rico, obteniendo un premio por su desempeño académico y un reconocimiento especial de parte de la Universidad Ana G. Méndez por obtener las calificaciones de 4.0 (GPA).  A la par con todos estos estudios, obtuvo la licencia reconocida de “Enrolled Agent”, la cual le permite no sólo preparar impuestos, sino representar personas ante el IRS.  Actualmente, trabaja para una firma de CPAs (contadores públicos) y tiene su propia compañía de contabilidad, preparación de impuestos y nómina.

 

Dios ha estado presente en toda su vida.  A pesar de que tomó muchas decisiones sin tomar en cuenta a Dios, nunca la ha dejado sola.  Hoy, lleva casi una década en la Iglesia Presbiteriana El Redentor, donde ha encontrado amigos que son como su familia; donde puede servir como liturgista; donde sirve en la pantalla y en las finanzas; donde forma parte de Grupos Pastorales de crecimiento; donde se prepara para confraternizar, tanto con las personas de su iglesia y todo tipo de personas de cualquier trasfondo y religión. 

 

Ana dice:  “Es un privilegio poder servir a la Iglesia El Redentor y que Dios me ayude a hacerlo con sabiduría y humildad.” 

© 2002-2019  El Redentor Presbyterian Church.

Somos la iglesia perfecta para las personas imperfectas.