Según Hechos 2, la meta de la Iglesia Presbiteriana El Redentor es demostrar ser el pueblo del Reino de Dios (basilea)—un pueblo que P.E.S.C.A.—que Proclama (kerygma); Enseña (didache); Sirve, aconseja, lucha proféticamente por la justicia y paz (diaconia); Comparte, confraterniza (koinonia); y Adora, ama, cena, bautiza, ora (leiturgia).

 

Hechos 2:41-48 (NVI)

Así, pues, los que recibieron su mensaje [PREDICACION] fueron bautizados, y aquel día se unieron a la iglesia unas tres mil personas.  Se mantenían firmes en la enseñanza [EDUCACION] de los apóstoles, en la comunión [CONFRATERNIDAD], en el partimiento del pan y en la oración.  Todos estaban asombrados por los muchos prodigios y señales que realizaban los apóstoles.  Todos los creyentes estaban juntos y tenían todo en común:   vendían sus propiedades y posesiones, y compartían sus bienes [SERVICIO] entre sí según la necesidad de cada uno.   No dejaban de reunirse en el templo ni un solo día [ADORACION].  De casa en casa partían el pan y compartían la comida con alegría y generosidad, alabando a Dios y disfrutando de la estimación general del pueblo.  Y cada día el Señor añadía al grupo los que iban siendo salvos.

© 2002-2019  El Redentor Presbyterian Church.

Somos la iglesia perfecta para las personas imperfectas.